domingo, noviembre 18, 2007

Mañana
Hoy he bajado a comprar el periódico y he visto un ramo de flores marchitas en la papelera que hay al lado del kiosco.

3 comentarios:

Hilvanes Y Retales dijo...

Las flores son el regalo más hermoso por cuanto se puede transmitir con ellas. Que tristeza transmite ese ramo marchito "olvidado". Quizás fue de algún amor que terminó en odio. O en olvido.

Mabalot dijo...

hOLA, José Manuel. El otro día leí un libro y me acordé de ti, no por lo que pasaba en él, pero sí porque me recordaba un poco a esa prosa clarísima y precisa tuya, y si lo lees me gustaría que me comentase si te gustó.

Bueno, en realidad prefiero lo que escribes tú, pero el libro tampoco está nada mal. Se trata de La carretera, de Cormac McCarthy.

Esta frase de hoy tuya es genial como principio de relato. Me leería todo lo que contase después, de pie, ya, en la librería mismo.

Un saludo.

la luz tenue dijo...

Bueno, Hilvanes, quizás las flores estaban donde deberían estar...Todo tiene su tiempo.
Un saludo.


Mabalot: Gracias por tus elogios. Ya he leído tu reseña de La carretera en tu blog. Desde luego que lo leeré. Otro libro más para la lista.
Un abrazo.