domingo, noviembre 04, 2007

Parque (III)
Los que mejor conocen las veredas y los atajos de los parques son los papás que conducen carritos de niño recién nacido.

Los domingos por la mañana los parques abren antes que el resto de la ciudad.

2 comentarios:

Marta dijo...

¿Sabes? Ayer por la mañana descubrí que también entre semana, los parques se desenrollan antes que las aceras.
Vi las calzadas que circunvalan el parque y me sentí como en una isla en mitad del océano.
He de repetir esta escapada tempranera más a menudo.

la luz tenue dijo...

Sí, ir a un parque cuando está recién abierto puede deparar sorpresas. Por ejemplo, ver cómo se visten para comenzar la jornada los patos. Se ponen las plumas de un ala, luego las de la otra..
O ver cómo los jardineros siempre se cortan las uñas antes que comenzar a podar los setos.
Un saludo, Marta.