viernes, septiembre 19, 2008

Hospital
Lo primero que hago cuando ingresan a un familiar en un hospital es rebuscar todas las monedas que hay por casa (para la máquina del café).

3 comentarios:

elpasadoquemeespera dijo...

El Hospital es un mundo aparte, un universo renqueante. Yo estuve una vez ingresada tres semanas y tenía la sensación de estar en un satélite de la Tierra, dando vueltas y sin poder bajar. El tiempo ralentizado como el de los astronautas. Pero agradecía mucho las visitas, testimonios de que la vida seguía en alguna parte.

miguel baquero dijo...

Y para la tele. También hay que recaudar monedas para la tele...

Bueno, bromas aparte, espero que todo vaya bien, Martín, y no sea cosa de demasiada importancia. Un abrazo.

la luz tenue dijo...

Hola, Elpasado..., bienvenida.
Sí, yo también creo que los hospitales son un mundo aparte, como una especie de paréntesis. Trastoca todo lo que hay a su alrededor.

Hola, Miguel: Ya las teles de los hospitales no funcionan con monedas. Ahora lo hacen con tarjeta. Compras una tarjeta de 10 euros, te cobran 2 de fianza y uno de "gestión", con lo cual solo tienes 7 euros para usar. Ves la telenovela esa de "Amor con huevos revueltos" del mediodía un par de veces y a tomar por saco los 7 euros.
En fin, lo importante es que después de estar en el hospital salgas mejor que entraste (como parece este caso). Y a esperar que dure la racha.
Un abrazo.