domingo, octubre 03, 2010

Domingo por la tarde. Está nublado, parece que va a llover. Mejor así. Tiene uno ganas de que llueva. De que empiecen a caer las hojas de los árboles. De que comience el frío y sea necesario abrigarse. De que cambie algo. Estamos pisando siempre el mismo charco sin agua.
***
Noticia leída en la prensa de hoy:
“Muere ahogado tras caer con su coche en un pantano por un error del GPS”.

6 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Yo también he leído esa noticia, y realmente es sintomática de cómo seguir ciegamente la tecnología igual no nos lleva a ninguna parte, o nos lleva al barranco.

Vicent dijo...

Discrepo en lo de que la tecnología nos lleva al barranco. Al barranco nos lleva nuestra estultez, porque hay que ser muy memo para no mirar por donde vas.

Fàtima T. dijo...

También leí la noticia. Y me ha recordado una vez que me perdí por seguir ciegamente las instrucciones de google maps y dejar que me acercara a un lugar por el camino más corto, una carreterita de tercera a la que seguía un par de desvíos más que me llevaban casi en línea recta a mi destino. Agradecí, sin embargo, el haberme perdido (era un paseo dominical e iba con todo el tiempo del mundo), porque pude disfrutar de un paisaje agradable que no hubiese visto de haber tomado la autovía.

Saludos.

Manuel Abaca dijo...

Leí el artículo y me dije: ¿en dónde has leído algo de esto? Ahora me doy cuenta que había sido aquí.
Abrazos.

Arancha C. dijo...

Pisar charcos sin agua es como estar a régimen y tener que comer lechuga.

Un beso,

Pablo Gonz dijo...

Estimado José Manuel y comentaristas:
Enlazo tu blog desde el mío, que quizás te interese, sobre todo por la gran cantidad de direcciones que hay en el blogroll. Son todos blogs dedicados exclusivamente al microrrelato.
Un cordial saludo,
PABLO GONZ