viernes, mayo 04, 2012

COMUNIDAD DE PROPIETARIOS (primero D)

Ion Taina toma las medicinas para la gripe que le vendieron en la farmacia y no se cura. Ion recuerda que pidió lo mejor que tuvieran para curarse cuanto antes, pero cree que le dieron lo peor y más barato porque es rumano. La gripe se cura en unos días, le dijo la farmacéutica. Esto para la tos, esto para el malestar general. Él pidió lo mejor. Insistió. No escatimes en eso, se dijo, pues un día en la cama puede significar que no te renueven el contrato en la gasolinera. La farmacéutica sonrió cuando introdujo las medicinas en una bolsita blanca y le cobró, sonrió exactamente igual que él sonríe cuando enchufa la manguera en el depósito de los coches, haga frío o calor. Nadie le devuelve la sonrisa a él cuando está trabajando en la gasolinera, así que él ni siquiera miró a la farmacéutica cuando recogió la bolsita con un zarpazo. Ahora tiene fiebre y se le caen los mocos como si tuviera litros ahí dentro.

3 comentarios:

Zavala dijo...

Hay que romper el círculo vicioso de las sonrisas sin feedback.

Dani dijo...

Me gusta esta comunidad de propietarios. Empieza a recordarme a Winesburg, Ogio, a la Antología de Spoon River y a alguna otra comunidad de vecinos menos clásica pero igualmente memorable. Y todavía vas por la primera planta... Espero que vivas en un edificio muy alto.

la luz tenue dijo...

Zavala: Sonreir a veces cuesta.

Dani: Es una comunidad de vecinos de Vicálvaro, un barrio obrero de las afueras de Madrid. Ahora quieren poner ascensor y cambiar los pomos de la puerta del portal.