martes, junio 05, 2007

Inculpación
El dedito que vemos en la pantalla del ordenador y que se mueve es el que a veces nos acusa y nos dice que debemos escribir, escribir, escribir... Lo corrobora todo el reloj de arena, que nos muestra que nos falta tiempo...

2 comentarios:

Malegar dijo...

Cuando el reloj de arena se vierte por completo, comienza el sonido de las teclas rítmicas hasta el último punto (toc). En este momento aparece de nuevo el dedo que nos acusa de deserción.

la luz tenue dijo...

Malegar, las teclas que más me gustan son las de interrogación. Y el tabulador, para andar y andar.