lunes, agosto 20, 2007

Tentación
En ocasiones me asaltan las ganas de utilizar el lavavajillas para cometidos que no son los suyos.

3 comentarios:

Marta dijo...

A mí también me asaltan pero más con la lavadora...

la luz tenue dijo...

Sé de un crío que le dice adiós al tambor de la lavadora cuando está funcionando...

DR dijo...

¡Ánimo y la faena!
La que sea.