miércoles, febrero 11, 2009

Cuaderno gris (VII)

Media mañana. Se oye la algarabía de los niños entrando al colegio. Leo. Leo hasta que me escuecen los ojos. Leo hasta que los pinos y las viñas de las que habla Pla están ante mí. Me duermo y veo al Gervasi arrancando hierba y dándole a comer un caracol a la perra. Me despierto con el olor del pinar y vengo corriendo a escribirlo.


4 comentarios:

BB dijo...

No hay nada como el olor del pinar...mmm...

Jesús Miramón dijo...

¿Vienes corriendo? Ay, ay, que así no te curarás nunca... (Que soso que soy).

Oye, José Manuel, seguro que ya lo conoces pero existe un proyecto muy bonito que consiste en reproducir el diario de Pla en forma de blog. Está (en catalán) aquí, y es una maravilla. Yo lo leo casi desde el principio y me gusta muchísimo.

Cuídate. Un abrazo.

la luz tenue dijo...

BB: Dicen que de todos los sentidos, el olor es el que mejor permanece en nuestra memoria.

Jesús: Me gusta Pla. Es un escritor sin afectación. Me gusta cuando sentencia: "Los distraidos más importantes, más absolutos, más químicamente puros, son los que se distraen mirando el suelo."
He visitado el blog que mencionas, pero es que yo no sé catalán.
Me cuidaré, gracias.
Un abrazo.

Chinasklauzz dijo...

Cuando por algún motivo me topo con blogs como estos y leo un poco o algun post, pienso vaya que facil se le hace a algunos escribir y hacerlo tan bien sin usar formulas ni estilos. me da gusto que este parrafo haya sido asi.
Seguire leyendo...

Chinasklauzz