lunes, junio 18, 2012

COMUNIDAD DE PROPIETARIOS (primero C)

Paquita está muy sola y le gustaría tener a alguien a su lado para poder ordenarle las cosas, la vida, el horario. Le tendría limpio como el jaspe y se dedicaría a hacerle feliz con todas sus fuerzas. Le haría feliz aunque no quisiera. Pero, ¿quién no desea ser feliz?

Su marido se le murió a traición, sin avisar, hace ya diez años. Era un buen hombre, un pequeño paquidermo con la piel muy dura y con ojos vidriosos que se dejaba llevar por las sendas de la rutina sin oponer resistencia. 

Sus dos hijas viven lejos. Una es la esposa de un guardia civil destinado en un pueblo de Castilla y parece que alguna característica de la Benemérita ha calado en ella,  porque cuando viene a verla en navidades le grita mucho y quiere organizarle la vida. Ya ves, organizarle la vida a ella. La otra trabaja en Londres de enfermera. Ninguna de las dos la llama a menudo. La británica dice que hablar con ella por teléfono la pone nerviosa.

4 comentarios:

Portorosa dijo...

La británica esa tiene algo dentro que no la deja en paz.

Siguen gustándome mucho (bueno, corrijo: el anterior, el de Casimiro, menos, tal vez).

Un abrazo.

la luz tenue dijo...

Algunos vecinos salen mejor que otros, Portorosa. Depende. Yo a todos los quiero por igual.

la luz tenue dijo...

Mientras que no empiecen a cansarte...
Un abrazo.

Portorosa dijo...

Ah, no, en absoluto.

Otro.