martes, diciembre 19, 2006



Ir

En la carretera. Volvemos de uno de esos lugares en los que nos prometieron que encontraríamos algo. Está anocheciendo. Miro a lo lejos y la velocidad va comiendo curvas. Se mueve inquieta y sus rodillas se muestran temblorosas durante un segundo. También mira al frente. Con ella me consta que no es necesario el viaje

1 comentario:

mabalot dijo...

Hasta la foto es misterio... Más en menos, difícil, por no decir...