jueves, abril 15, 2010

Historias del paro (VII)

Nos dieron la carta de despido un viernes. Está todo estudiado. Dicen que la perspectiva del fin de semana hace menos traumática la comunicación. Te despides de los compañeros como si fueras a verlos el lunes, dicen. La mente hace un pequeño paréntesis, dicen. Los psicólogos son gilipollas.

2 comentarios:

Mamen* dijo...

Aquí sigo José Manuel, esperando la siguiente historia, tus regalos, bombones con sorpresa para los ojos, a veces con pimienta, con un toque amargo o unas gotas de miel entre las letras, pero siempre regalos.

¿Te di las gracias?

la luz tenue dijo...

Gracias, Mamen. Aquí seguimos, aunque de vez en cuando hagamos un alto en el camino y se pasen unos días, y hasta meses, sin escribir nada.