martes, noviembre 28, 2006

Presbicia
Veo mal, veo poco. Para ver los objetos cercanos tengo que separarlos de mi vista, volver a acercarlos. En fin, enfocarlos. Enfocando se perciben mejor los objetos, las personas, las páginas de los libros. Es cosa de la edad. Lo que no comprendo es cómo veía antes tan bien, sin enfocar.

4 comentarios:

JCD dijo...

Un dicho tras otro, situándonos en edades diferentes, envejeciéndonos:
"Todo es cuestión de perspectiva"; y cuando ya ni ésta nos sirve: "Depende del cristal con que se mira" -la presbicia para entonces nos ha llevado ya al oculista-.
Tercer dicho: "te lo digo por experiencia".

Por cierto: ¿de dónde son las fotos? Me gustan.

la luz tenue dijo...

También es importante el lugar en el que posamos la mirada. Mirar, ver, es maravilloso.
Las fotos son de http://www.flickr.com

Roma dijo...

Uff... daría cualquier cosa por volver a ver como antes, y no es que no enfocáramos... sí que enfocábamos, lo que pasa es que era tan rápido, tan exacto, tan perfecto, que no podíamos darnos cuenta. Ahora es una tortura, por un lado porque no ves, y por otro porque cuando consigues ver (con lentes) alucinas de lo que ves, o mejor, de lo que ya no ves.

la luz tenue dijo...

Sigo pensando que lo mejor es enfocar porque, la mayoría de las veces, para lo que hay que ver...